Emprender un negocio online

El IVA en las ventas a distancia desde España

El IVA en las ventas a distancia desde España 7 mayo, 2018Leave a comment
Cómo aplicar el IVA en el e-commece de ventas a distancia

Crear un negocio online es una buena alternativa si te estás planteando comenzar con tu andadura empresarial. Sin embargo, ten claro desde un principio que son muchos los elementos y detalles que deberás tener en cuenta para garantizar el éxito y la buena marcha del e-commerce.

Una de las cosas que no debes pasar por alto es el tema relativo a la facturación de tu tienda online. Ten en cuenta que con un e-commerce, podrás vender a nivel nacional, pero también podrás ofrecer la venta de tus productos y servicios a nivel europeo o mundial. Es la gran ventaja de los comercios electrónicos. Te contamos cómo funciona el IVA en las ventas a distancia desde España.  

Cómo funciona el IVA en las ventas a distancia en el e-commerce

En primer lugar, es conveniente que tengas bien claro qué son las ventas a distancia. Éstas hacen referencia a las ventas intracomunitarias en las que no hay una presencia física simultánea del comprador y el vendedor. Claramente, sería el caso de los e-commerce, donde el vendedor está en un país, y el comprador en otro país, dándose la aceptación de la compra a distancia, siendo Internet uno de los medios más empleados en la actualidad para este tipo de ventas (antes eran más habituales el teléfono o la venta por catálogo, por ejemplo).

Comprender cómo funciona el IVA en el e-commerce puede resultar confuso, y más cuando nos referimos a las ventas a distancia, es decir:

  • Los bienes los envía el vendedor con destino al comprador, ubicado en otro país miembro de la UE.
  • Las ventas se realizan dentro de la UE con destino a otro país miembro de la Comunidad.
  • El comprador es una persona física que no tiene la condición de sujeto pasivo.

Las sociedades de venta a distancia podrán vender a personas que no tengan la condición de sujeto pasivo en los países miembros de la UE, aplicando su IVA nacional (en nuestro caso, el español). No obstante, se aplicará nuestro IVA hasta que alcancemos el umbral máximo definido por el país de destino. ¿A qué hace referencia este umbral? Al importe del volumen de negocio de las ventas a distancia realizado en un año en el país de destino. Por ejemplo, tenemos un e-commerce que vende complementos de moda de metacrilato. Si el volumen de negocio anual en Francia es inferior a los 35.000€, facturaremos con el tipo de IVA español. Sin embargo, si sobrepasamos ese importe máximo, la factura será con el tipo de IVA francés.

Son muchos los entresijos que te puedes encontrar a la hora de trabajar el IVA en el e-commerce; sin embargo, es muy importante que tengas conocimiento sobre el tema, puesto que, de lo contrario, podría caerte una buena sanción.

El IVA en las ventas intracomunitarias en el e-commerce

La facturación de la tienda online en las ventas a distancia, es decir, en las ventas intracomunitarias destinadas a personas que no tienen la condición de sujetos pasivos, se hará al tipo de IVA del país del vendedor (en nuestro caso, al tipo de IVA de España), siempre que no rebasemos los umbrales máximos establecidos en cada uno de los países de destino de venta de nuestro catálogo de productos.

Cabe destacar que este régimen de ventas a distancia desde España no se aplica a los medios de transporte nuevos, a los objetos de instalación o montaje, a los bienes usados, objetos de arte, antigüedades y objetos de colección.

En definitiva, si recién comienzas en tu andadura del comercio electrónico, es posible que en los primeros años estas reglas del IVA en las ventas a distancia no te afecten demasiado, pues sería complicado llegar a los umbrales máximos de 35.000€ por país. Sin embargo, es importante que lo tengas presente.