Análisis de ventas

¿Qué es la tasa de conversión?

¿Qué es la tasa de conversión? 16 abril, 2018Leave a comment
Qué es la tasa de conversión

¿Cuántas personas pueden entrar al día en tu tienda online? Puedes ser cientos o miles. Sin embargo, la cuantía de las personas que visitan tu e-commerce no es garante de absolutamente nada, ni mucho menos de que vayas a tener un gran índice de compras.

Si de algo te va a ayudar la analítica para e-commerce, es a detectar cuáles son las necesidades de todos esos visitantes, cuáles son los productos más populares dentro de toda tu oferta, el tiempo medio de la visita, etc. Con todos estos KPI, ya podrás diseñar e implantar las estrategias que consideres con tal de incrementar el porcentaje o tasa de conversión. Te contamos qué es la tasa de conversión en tu comercio electrónico.

Para qué sirve la tasa de conversión en el e-commerce

Analizar, medir y controlar todo lo que pasa en tu e-commerce es fundamental. Debes medir cómo se comportan tus usuarios, cómo reaccionan ante las estrategias que implantan para, de esta manera, ir conociendo mejor sus necesidades y gustos y, en definitiva, poder superar con creces sus expectativas con respecto a la experiencia de compra en tu tienda online.

Para ello sirven los KPI o indicadores clave en un e-commerce. Y, sin duda, uno de los ejemplos de KPI para e-commerce más importantes es el de la tasa de conversión.

A través de la tasa de conversión en el e-commerce, podemos medir, del total de usuarios que visitan nuestra web, cuántos de ellos realizan la compra de alguno de nuestros productos.

La tasa de conversión hace referencia al porcentaje de usuarios que realizan una acción específica en un e-commerce: ya sea realizar una compra, una descarga, una suscripción o, hasta incluso, una reserva de habitación de hotel. Esta tasa de conversión implica llegar al final de todo el proceso dentro de un e-commerce desde que accede a la web en cuestión. Y, ¿cómo se obtiene dicha tasa de conversión en el comercio electrónico? Se trata de un cálculo muy simple que, de llevar una analítica para e-commerce constante, te dará grandes pistas sobre cómo actuar. Se calcula dividiendo el número de acciones conseguidas o, por simplificarlo, clientes que finalmente han realizado la compra o acción similar, entre el total de usuarios únicos que visitan la web. Así, cuanto mayor sea el porcentaje o tasa de conversión en el e-commerce, mejor.

Medir la tasa de conversión, sin duda, es importante puesto que supone una puerta de acceso para conocer el comportamiento de los visitantes de tu e-commerce, dándote pistas sobre cómo actuar y cómo poder satisfacer sus necesidades, reduciendo el porcentaje de error y desviación.

Así, la analítica para e-commerce se va a convertir en tu mejor aliada, pues a través del análisis continuo en el tiempo, podrás detectar los puntos fuertes y débiles de tu comercio electrónico, pudiendo diseñar acciones que vayan acordes realmente a las necesidades de tus usuarios, y ya no tanto a tus necesidades como empresario. Una de las acciones para incrementar dicha tasa de conversión es apostar por las conocidas como llamadas a la acción, a través de las cuales conduces a tus visitantes hacia la acción que deseas que hagan. Se trata de dar pequeñas pistas y guías para que el usuario sepa por dónde ir, para encontrar lo que va buscando.

Para que te hagas una idea, lo normal es que la tasa de conversión esté en torno al 1% y 3%. Tasas de conversión en tu e-commerce por debajo de esa franja, implica que tienes un tráfico a tu web que no es de calidad y que, en definitiva, no te reportará beneficios.